miércoles 27/10/21

Vecinos de Salinas Golf: “Tenemos miedo de ir a echar la basura”

Basura en una vivienda vacia
Basura en una vivienda vacia

Soñaron con tener una villa de lujo en una zona tranquila y ahora temen salir a dejar la basura. Son vecinos de la urbanización Salinas Golf, en la localidad de Caleta de Fuste (Antigua), que denuncian el incremento de viviendas okupadas y los problemas de convivencia que se generan con los residentes habituales. Es penoso, recalcan, “tenemos miedo de ir a echar la basura y para no coincidir con ellos vamos en coche”, confesaron.

“Te miran de mala manera y te insultan cuando pasas cerca de las viviendas en las que están, e incluso, recientemente, a una mujer la empujaron”.

Hace pocos meses uno de los perros peligrosos que suelen acompañar a las personas que okupan viviendas en la zona atacó a un niño que tuvo que ser trasladado a un centro de salud.

Sus progenitores interpusieron una denuncia y, desde entonces, “tienen más cuidado con llevar a los animales sueltos pero seguimos teniendo miedo y no paseamos a los perros por ahí; ni siquiera ves a los padres con hijos porque no quieren problemas”.

Efecto llamada

El mal estado de la urbanización, en manos de un administrador concursal y pendiente de recepcionar por parte del Ayuntamiento de Antigua, ejerce “un efecto llamada” al movimiento okupa, aseguran los vecinos.

De hecho, tienen localizada una vivienda donde se reúnen personas “que luego circulan en sus coches a velocidades tremendas por la urbanización para comprobar cómo están las casas y luego los ves intentando entrar”.

Así ha ocurrido esta misma semana  cuando varios vecinos, alertados por los fuertes golpes que escucharon en uno de los inmuebles, pudieron comprobar cómo había varias personas intentando tapiar puertas y ventanas para meterse dentro.

La rápida intervención de la Policía Local “que siempre está muy pendiente y nos apoya” evitó que pudieran acceder. Poco después lo volvieron a intentar, de nuevo de forma infructuosa, “y ahora estamos todo el rato pendientes de cualquier ruido”.

Preocupados, confían en que la situación de la urbanización “se regule en este 2021 y las cosas mejoren”. De momento, tratan de localizar a los titulares de las casas okupadas, bancos y personas particulares,  para que ejerzan la denuncia correspondiente y puedan iniciarse los trámites encaminados a poner fin a esta situación "y evitar que esto se convierta en el Bronx", concluyeron. 

Vecinos de Salinas Golf: “Tenemos miedo de ir a echar la basura”
Comentarios