jueves. 18.07.2024

 

El grupo canarista progresista saca adelante la propuesta para promover suelo para vivienda residencial a precios asequibles y la tasa de acceso a los espacios naturales protegidos

Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC) logró este miércoles el apoyo de todos los grupos del Parlamento, salvo la extrema derecha de Vox, para limitar la ocupación de más territorio por parte de la actividad turística y para promover suelo destinado vivienda residencial a precios asequibles.

También para fijar tasas de acceso a los espacios naturales protegidos para los visitantes procedentes de fuera del Archipiélago. El portavoz parlamentario de NC-BC, Luis Campos, hizo hincapié en que el canarismo de progreso seguirá defendiendo el resto de las medidas propuestas a la Cámara contra la masificación turística. Se trata de la moratoria turística insularizada y para nuevas autorizaciones de viviendas vacacionales hasta la aprobación de la ley.

El establecimiento de la ecotasa con carácter finalista, la rehabilitación de las ciudades turísticas, el impulso de la economía circular y el estudio de las posibilidades legales para restringir la adquisición de viviendas por extranjeros no residentes con fines especulativos.

Durante la sesión plenaria, Luis Campos defendió una enmienda transaccional acordada con el grupo socialista, procedente de una moción inicial de NC-BC que contenía siete medidas para reorientar el modelo turístico hacia la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

De las ocho medidas consensuadas por el PSOE y el grupo canarista, todos los grupos salvo Vox apoyaron dos. Una para que el Gobierno impulse la recuperación del planeamiento insular y municipal para evitar una mayor ocupación de territorio por parte de la actividad turística y ordenar los usos del territorio, con el objetivo además de que facilite suelo para vivienda residencial a precios asequibles. También que incremente los recursos presupuestarios para la correcta ejecución del Plan Canario de Vivienda al entender que es el “mejor instrumento para dar respuesta” al problema habitacional existente en Canarias.

La segunda propuesta aprobada por todo el arco parlamentario salvo la ultraderecha reclama al Ejecutivo que, en colaboración con los cabildos, se promuevan limitaciones cuantitativas y tasas para acceder a los espacios naturales protegidos por parte de los no residentes en el Archipiélago que sirvan para evitar la actual masificación que sufren estos espacios, y cuyo importe se utilice en la conservación y mejora de estos.

Sin renuncias

Luis Campos advirtió de que NC-BC no renunciará al resto de las medidas defendidas y que no fueron apoyadas por el rechazo mayoritario de CC, el PP, la ASG, la AHÍ y Vox. Todas dirigidas a combatir la masificación turística, que además servirán para atemperar el importante crecimiento demográfico de los últimos 25 años en las islas, según Nueva Canarias.

Se trata del establecimiento de una moratoria turística insularizada y otra para la concesión de nuevas autorizaciones para viviendas vacacionales hasta que se apruebe la ley en elaboración, prevista para finales de este año, con el fin de evitar una avalancha de peticiones en los próximos ocho meses.

También la aprobación de una ecotasa, cuya recaudación se invierta en la rehabilitación de las infraestructuras turísticas, la preservación de los espacios naturales y agrarios. Para Nueva Canarias-BC, la modernización de la planta alojativa obsoleta, la descarbonización y digitalización, la formación del personal y la mejora de sus retribuciones contribuirá también a reorientar el modelo desarrollista actual.

En el mismo sentido se pronunció Campos al exponer la necesidad de fomentar la economía circular para mejorar la competitividad e innovación, la descarbonización y el uso eficiente de los recursos. Para el canarismo de progreso ha llegado el momento de estudiar las posibilidades legales de limitar la adquisición de viviendas por extranjeros no residentes con fines especulativos, que elevan los precios para los residentes, al amparo de las especificidades que permite el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Tras explicar que estas propuestas eran anteriores a las manifestaciones del 20A y fruto del trabajo desarrollado en esta legislatura contenido en el programa electoral de NC-BC, Luis Campos aseguró que Canarias se encuentra en un “momento histórico”, aunque “no es el único”.

Se refería a la legislatura de 2019 a 2003 con el presidente del canarismo de progreso, Román Rodríguez, como jefe del Ejecutivo. Momento en el que se tomaron decisiones muy importantes, por unanimidad en el Parlamento, para poner en marcha una moratoria turística y, a continuación, las directrices de ordenación general y del turismo, con las que se desclasificaron 400.000 camas, 20.000 en el barranco de Veneguera.

También, y como consecuencia de mayor manifestación acaecida en Tenerife contra el proyecto de las torretas de luz de Vilaflor, Román Rodríguez decidió parar el citado proyecto. 

De esta manera, Luis Campos consideró que, en estos momentos, también se pueden tomar medidas para frenar la masificación turística y atemperar el elevado crecimiento demográfico de los últimos 25 años.

 

NC-BC logra que el Parlamento apoye la limitación a la ocupación de más territorio por...
Comentarios