viernes. 01.07.2022

Vecinos de Playa Blanca, el Cabildo y el Ayuntamiento de Puerto del Rosario acuerdan iniciar una hoja de ruta para mejorar la zona

Los residentes en la zona han constituido la plataforma `Vecinos de Playa Blanca, barrio abandonado´ y han recabado, hasta la fecha, 300 firmas de vecinos y vecinas que demandan soluciones a la falta de servicios básicos el difícil acceso al barrio y la problemática urbanística, entre otras cuestiones.  El Ayuntamiento anunció el inicio de los proyectos para reparcelar y urbanizar dos de los sectores abriendo el debate sobre quién debe asumir los gastos.
WhatsApp Image 2022-06-15 at 7.09.52 AM
Reunión mantenida en la Antigua Universidad Popular
WhatsApp Image 2022-06-15 at 7.09.53 AM (1)

La antigua Universidad Popular, en Puerto del Rosario, acogió este martes tarde el encuentro entre  representantes del Cabildo de Fuerteventura, el Ayuntamiento de Puerto del Rosario y  un centenar de residentes de los cuatro sectores de Playa Blanca que llevan décadas reivindicando la mejora de servicios en esta zona de la capital.

Recientemente han constituido la plataforma `Vecinos de Playa Blanca, barrio abandonado´ para unir sus fuerzas y ejercer presión ante las corporaciones que llevan décadas mirando para otro lado.

Una tendencia que confían cambie tras la reunión en la que han tomado parte el presidente del Cabildo, Sergio Lloret, y la vicepresidenta de la institución, Lola García, el alcalde portuense, Juan Jiménez, y el concejal de Urbanismo, Javier Ledo, que han mostrado su disposición “y toda la voluntad” para tratar de dar solución a los problemas que se plantean.

La falta de asfaltado, falta de iluminación, falta de limpieza,  cortes constantes de agua, una red deficitaria de saneamiento y alcantarillado, falta de equipamientos e infraestructuras, difícil acceso a la zona, son algunas de las demandas que recalcaron los representantes de los distintos sectores.

En representación de la zona de Marlape, Luis González, leyó un manifiesto que recoge todas estas reivindicaciones, anunció, además, que ya han recogido 300 firmas de los residentes de la zona y exigió ser partícipes de las decisiones que se vayan tomando para mejorar Playa Blanca.

En relación a ResiPlaya, Antonio Martínez, destacó el problema del agua y la existencia de un contador patrón que “hace que algunos vecinos tengan que pagar hasta 400 euros de agua”.También pidió aceras y denunció el deterioro visible con la presencia de okupas.

Desde Los Llanos del Sol, Óscar criticó la instalación de las placas fotovoltaicas gigantes, en forma de podomorfos, y ofreció los tejados de vecinos para trasladar las placas. Además hizo hincapié en la falta de aceras y también los difíciles accesos a la zona.

Por último, Luis Mato en representación de Montaña de Playa Blanca, pidió mejorar los accesos por la FV2 y propuso la creación de una pasarela de conexión hasta el barrio de Las Granadas, así como pasarelas conectadas hacia la playa.

Demandas que las corporaciones estudiarán, y que podrían contar con la financiación del Plan de Obras y Servicios con los Ayuntamientos, PICOS, que promueve el Cabildo de Fuerteventura.

Solución urbanística, ¿quién asume los gastos?

El problema estriba, sin embargo, en la situación urbanística de las urbanizaciones. No están recepcionadas por el Ayuntamiento y tres de ellas están ubicadas en suelo urbano no consolidado.

En este sentido, el edil de Urbanismo, anunció que la corporación impulsará en breve 5 planes parciales en el municipio que incluirían Montaña Blanca y Resi Playa para, por medio de una encomienda de gestión, elaborar los proyectos de reparcelación y urbanización. Sería el camino para la recepción de las urbanizaciones.

Sin embargo, advirtió, la ejecución de las obras supondría unos gastos que deberían sufragar los vecinos “porque el Ayuntamiento, por ley, no lo puede hacer”.

En este punto, el presidente Lloret, aconsejó a la corporación optar por la expropiación forzosa o la recepción tácita “como se está viendo en las últimas sentencias” para evitar a los vecinos tener que asumir un problema derivado de décadas atrás. 

Un problema, señalaron los vecinos, molestos, causado por  la administración local por haber hecho dejación de sus funciones al no haber obligado a las empresas constructoras a finalizar sus proyectos.

Una realidad que viene de anteriores gobiernos y que  también asume la propia corporación que, según ha anunciado, va a estudiar los mecanismos adecuados para evitar que los vecinos tengan que pagar o para buscar alternativas que permitan paliar ese gasto. “Si jurídicamente es posible, tengan por seguro que lo vamos a intentar”, subrayó Juan Jiménez.

La reunión permitió establecer el inicio de una hoja de ruta y marcar un calendario de reuniones técnicas periódicas entre los responsables del Cabildo de Fuerteventura, el Ayuntamiento de Puerto del Rosario y los residentes en los cuatro sectores que conforman Playa Blanca.

Al encuentro también asistieron representantes de la asociación de Vecinos de La Pared, Cañada del Río y El Vachuelo a las que desde el Cabildo se tendió la mano para mantener encuentros de este tipo, con los ayuntamientos correspondientes, a fin de solucionar también las demandas de los vecinos y vecinas. 

Tras el encuentro, los vecinos valoraron la reunión. Luis Mato no escondió su preocupación por las posibilidades expuestas que podrían suponer, después de décadas de espera, tener que hacer frente a los gastos de urbanización del entorno. 

 

Los representantes de Marlape, Resi Playa y Los Llanos del Sol, por el contrario, mostraron su satisfacción por el encuentro que ha permitido el acercamiento entre los representantes institucionales y los residentes de Playa Blanca. Ahora, esperan continuar manteniendo encuentros y el inicio de trabajos que permitan mejorar la calidad de vida en la zona. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vecinos de Playa Blanca, el Cabildo y el Ayuntamiento de Puerto del Rosario acuerdan...
Comentarios