sábado. 20.04.2024

Apenas hace un mes que el ex presidente de la asociación de vecinos de Costa de Antigua, Giuseppe Signorino, asumió las riendas de las concejalías de Comercio y Accesibilidad en el Ayuntamiento de Antigua tras el acuerdo suscrito entre su formación, Contigo, y Alternativa Local Por Antigua, que preside el actual regidor, Matías Peña.

Un paso importante para el residente italiano, muy vinculado al mundo de la empresa y a los movimientos vecinales, y que, confiesa, “estoy de prestado en el mundo de la política”.

Su incorporación ha servido para que la corporación “mire mejor a la costa de Antigua” porque el resto de ediles, según apuntó, está más pendiente de Antigua pueblo y el resto de localidades que conforman el municipio, a pesar de que tanto Costa de Antigua, como Caleta de Fuste y Las Salinas del Carmen son el motor económico que es preciso impulsar.

Así lo explicó este martes en el programa La Voz de Fuerteventura, en Radio Insular, donde aseguró que el objetivo de la corporación para esta legislatura es solucionar la demanda de buena parte de la ciudadanía y “llegar a recepcionar hasta la tercera fase de El Castillo”. Una zona donde conviven residentes y turistas que presenta aspecto “de abandono y eso es muy malo”, recalcó.

En esta línea trabaja la corporación haciendo frente a un problema enquistado desde tiempo atrás, destacó, promoviendo trámites que en el caso de la urbanización Salinas Golf y el polígono industrial, están más avanzados.

Signorino criticó la excesiva burocracia existente en la administración pública y puso como ejemplos la renovación del paseo entre Costa de Antigua y Caleta de Fuste. El Ayuntamiento cuenta con el presupuesto de 40.000 euros y tiene proyecto, “pero estamos a la espera de Costas que lleva 9 meses sin contestar”.

En la playa de El Castillo, que este año ha perdido la codiciada bandera azul, el proyecto de instalación de la rampa en el acceso principal también espera el visto bueno de Costas para poder mejorar la accesibilidad de una playa que recibe a miles de turistas cada año y que se especializa en turismo familiar.

Desde la Concejalía, el edil promueve encuentros con las asociaciones para mejorar la accesibilidad en distintos puntos del municipio y hace un llamamiento a los vecinos que tengan necesidades en este ámbito para que contacten con él directamente. También avanzó que estudiará impulsar distintas líneas de ayudas y subvenciones, de cara al próximo ejercicio presupuestario.

Instalaciones de arte para "recuperar el nombre de Antigua en el mercado turístico”

 

En cuanto a Comercio, Signorino destacó que el Covid impactó negativamente en el tejido comercial del municipio que ha perdido un 20% de sus negocios “porque no hemos sabido aprovechar la tecnología, entre otras cuestiones”; puso como ejemplo La Oliva “que ha sabido reinventarse y apostar por nuevos segmentos como los nómadas digitales”.

En la actualidad el tejido comercial de Antigua se está recuperando, aseveró, y ha crecido un 10% pero sin llegar a equilibrar las pérdidas.

En esta legislatura, el edil apostará por la dinamización de las calles para incrementar la actividad comercial con distintas novedades como las instalaciones de arte “que se están llevando a cabo en Málaga, Roma o Milán” y que servirán, dijo, “para recuperar el nombre de Antigua en el mercado turístico”.

En esta línea, también promoverá el uso de la tecnología y estudia implantar un monedero digital para distintas campañas. Lo que sí tiene claro que descartará será la moneda Mafasca que impulsó AECCA y que, declaró, “no ha funcionado, es un instrumento obsoleto que no voy a repetir porque hay instrumentos más ágiles”.

No se pueden poner en marcha grandes inversiones con dinero público en iniciativas con poca colaboración de los comercios, concluyó.

Signorino es también vicepresidente de CONTIGO, una formación con escasa representación en las instituciones, y que tiene carácter “municipalista”; es decir, sin injerencias.

Una formación en la que cumplirá su vida política hasta que concluya porque “no entiendo los cambios de bandera, de partidos ni sillones”.

“Con mi entrada, el Ayuntamiento mira mejor al litoral de Antigua”
Comentarios