jueves 21/10/21

Javier Martín: “Hay que evitar que el discurso del odio pueda entrar en las sociedades a través de la bandera de la libertad de expresión”

IMG-20210929-WA0033
Martín y Lobo

Los migrantes que fallecen en su ruta hacia una vida mejor mueren dos veces. Desaparecen sin recibir sepultura ni una despedida digna, “mueren sin el derecho básico al recuerdo”. Son personas a las que no se busca. Son los grandes olvidados de este drama humanitario.

Es el mensaje que lanza el reconocido periodista Javier Martín en el título del libro `No hay tierra sagrada para los vencidos”, según explicó este miércoles en una entrevista en Radio Insular.

Una obra que integra imágenes de su compañero Ricardo García Vilanova y que recoge parte de su experiencia cara a cara frente al drama de la migración, haciendo hincapié en la ruta del Mediterráneo y el Sahel, a través de las historias de tres jóvenes captadas en distintos momentos a lo largo de los años.

Protagonistas con sueños comunes y circunstancias parecidas en un contexto que poco o nada ha cambiado a pesar del tiempo transcurrido.

La inmigración irregular "un negocio para la UE"

Es la crítica a todo un sistema establecido “poco interesado en la paz”, como constató, en la entrevista, su reputado colega Ramón Lobo quien no dudó en destacar que “para la Unión Europea es más lucrativa la inmigración irregular que la inmigración regular”.

En este sentido, dieron cuenta del presupuesto de 24.000 millones de euros que entre 2017 y 2021, la UE destinó para contener la migración en el Norte de África y en el Sahel. No importan los muertos, insistieron, la cuestión es no verlos morir.

La inversión, además, tiene retorno. Los países africanos licitan los servicios de seguridad y son las empresas europeas las adjudicatarias de los contratos.

La seguridad es un negocio cada vez más lucrativo gracias a la “privatización de las guerras”, pues resulta más económico contratar un grupo de mercenarios que mantener un ejército propio, y, también al discurso del miedo.

Datos reales vs. Discurso del odio

En esta línea, los periodistas hicieron especial hincapié en la necesidad de transmitir datos reales sobre la cuestión migratoria. Dejaron claro que tan solo el 9% de las personas migrantes en África abandona el continente para dar el salto a Europa.

Además, recalcaron que al año llegan a España unos 400.000 migrantes en situación irregular lo que supone el 0,8% de la población; un porcentaje que en Europa se sitúa cerca del 1%.

El poder de la palabra para narrar un discurso humanitario

Convencido del poder de la sociedad civil para promover cambios, Ramón Lobo instó al uso de un lenguaje más humanitario que permita acabar con discursos xenófobos. Además, demandó “políticos con capacidad de sentarse con la gente y escuchar y entender. No repetir la propaganda que repiten en los medios de comunicación”. En la política, subrayó, nos sobra impostura y nos falta gente real.

Por su parte, Javier Martín apostó por imponer límite a la libertad de expresión. Insistió en que las declaraciones que atentan contra los derechos de una minoría no se pueden amparar en este derecho. “Hay que evitar que el discurso del odio pueda entrar en las sociedades a través de la bandera de la libertad de expresión”, concluyó.

Javier Martín y Ramón Lobo presentaron el libro este martes, en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura, gracias a un acto promovido desde la asociación sociocultural Entre Mares y que fue presentado por el presidente de la entidad, Marcos Rodríguez.

El evento contó con la colaboración de las Consejerías de Cultura y Políticas Sociales del Cabildo de Fuerteventura que dirigen Rayco León y Adargoma Hernández, respectivamente.

Rodríguez, Martín y Lobo

Javier Martín: “Hay que evitar que el discurso del odio pueda entrar en las sociedades...
Comentarios