miércoles. 01.02.2023

Dreamland: ¿Sueño o pesadilla?

El movimiento contra el proyecto Dreamland suma 14  entidades sociales y ecologistas contrarias a la iniciativa. Han suscrito un manuscrito conjunto bajo el título: Dreamland, ¿Sueño o pesadilla?. Esta tierra de sueño, como reza el nombre del proyecto, está evidenciando posturas muy enfrentadas en la concepción del modelo de desarrollo para Fuerteventura. Hay máxima expectación para ver qué ocurrirá mañana lunes en el pleno  del Cabildo de Fuerteventura donde se debatirá la propuesta para declarar el interés general insular del proyecto. 

paseo por el suelo de Dreamland
Suelo donde se ubicaría Dreamland

El pleno del Cabildo de Fuerteventura somete a votación, mañana lunes en la sesión que dará inicio a las 9:00h, la propuesta para declarar de interés insular el proyecto Dreamland. Una iniciativa que está generando gran controversia en la sociedad majorera.

Las principales organizaciones empresariales han mostrado su postura favorable al proyecto.

Desde la Cámara de Comercio se apoyaba la iniciativa, por la diversificación económica que pueda significar, sin entrar a valorar la ubicación donde está proyectada la Ciudad del Cine, en las cercanías del Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

Behind the scenes with a clapper board

Una postura similar a la mantenida por los empresarios turísticos representados en la patronal turística majorera, ASOFUER, que, sin discutir la zona, pone el acento en la necesidad de integrar el proyecto en su lugar de ubicación.

Por su parte, la Confederación de Empresarios de Fuerteventura, CONFUER, remitió un polémico comunicado en el que se afirmaba que la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura "deja claro la idoneidad del suelo para esta iniciativa, junto a una autovía que ya ha antropizado la zona. Este organismo garante de la lucha por nuestro territorio ha hablado, en este sentido todas las demás mentiras dejan de tener sentido".

Poco después de hacerse público el escrito, quien fuera director de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura y firmante del supuesto informe, Antonio Gallardo, desmentía al periodista Janey Castañeira en Crónicas de Fuerteventura, "haberse pronunciado sobre Dreamland, y menos que lo avale". 

Más de 10.100 firmas de rechazo en Change.org

A la decena de asociaciones ecologistas y colectivos sociales de Fuerteventura que constituían hace unos días un frente común para manifestar su oposición a la construcción del proyecto de la Ciudad del Cine, Dreamland, en las cercanías de las Dunas de Corralejo, se han sumado cuatro nuevas entidades del ámbito local y canario: Asociación Club de la Bici Verde, Asociación Canaria para la Defensa de la naturaleza (ASCAN), Asociación Cultural y Ecologista IMIDAUEN, Plataforma Salvar Chira-Soria.

En un manifiesto, desde los colectivos se denuncia que el órgano de Gobierno insular “no valora como debiera, por medio de sus informes y consejos, las características del proyecto” y no se pronuncia sobre el modelo de desarrollo de la isla ni sobre el impacto de la propuesta en el territorio. Señalan que se trata de "un megaproyecto turístico, un parque temático, disfrazado de escuela de cine, que perpetúa un modelo económico y de ocupación del territorio no solo caduco, sino alejado totalmente de la realidad actual”. 

Apuntan, también, que el lugar elegido para desarrollar el proyecto es una zona de cortejo de la hubara, símbolo de Fuerteventura y en peligro de extinción. Además, en la zona pernocta el guirre, recalcan. Por tanto, subrayan, esta ubicación “es inadmisible para la ejecución de un proyecto de esta envergadura y con edificaciones de características especiales, que suponen un gran impacto sobre el territorio, y un atentado al medio natural, a sus valores rústicos y paisajísticos".

El manifiesto, concluye, "no se justifica debidamente el interés insular del proyecto Dreamland, tal y como está planteado". 

Cabe destacar que más de 10.100 personas han firmado en la petición de Change.org dirigida al Cabildo de Fuerteventura que lleva por título: `No a Dreamland en las Dunas de Corralejo´.

Los guirres sobrevuelan un espacio que invita a soñar

resto arqueológico

Una treintena de personas se acercó este sábado por la mañana al lugar donde se proyecta la construcción de Dreamland.

Sobre el terreno adquirido, que ocupa una superficie de 160.000 metros cuadrados, se prevé una zona de ocio cercana a los 55.000 metros cuadrados, 9.611 metros cuadrados más que el área que ocuparía la producción cinematográfica.

El área comercial ocuparía unos 2.000 metros cuadrados; los mismos que la zona de restaurantes y terrazas. Cabe destacar que habría edificios que llegarían a alcanzar los 20 y 25 metros de altura. Todo ello a escasos 400 metros de las Dunas de Corralejo.

Se trata de un lugar privilegiado de la naturaleza desde el que se pueden contemplar fantásticas vistas. Un balcón natural al mar, como definieron algunos participantes en la caminata.

En el trayecto, aseguran que encontraron restos de lo que pudiera ser un yacimiento sin catalogar mientras los guirres sobrevolaban el lugar. 

De hecho, tal y como publica Diario de Fuerteventura, la propia Sociedad Española de Ornitología (SEO Birdlife) ha alertado de que el parque temático y comercial Dreamland, junto al Parque Natural de las Dunas de Corralejo, se ubica "en el hábitat de al menos una treintena de especies de aves protegidas”. Son terrenos que "forman parte del hábitat de tres especies endémicas catalogadas como en peligro de extinción: cuervo, guirre y la hubara".  

Gran expectación en el Pleno

Las formaciones políticas con representación en el Pleno del Cabildo debatirán este lunes la propuesta de declaración de interés insular del proyecto.

Coalición Canaria y Partido Popular votarán en contra argumentando la necesidad de buscar otro lugar más idóneo para su desarrollo. Dicen sí al proyecto pero no a la ubicación. Sumarían 11 votos a falta de uno para lograr imponer su criterio. 

Por otro lado, el Partido Socialista, principal avalista del proyecto en la institución, ha logrado sumar el apoyo del presidente del Cabildo (AMF), Sergio Lloret, promotor del Movimiento Ciudadano por el Equilibrio Insular -cuyo objetivo era conseguir un equilibrio en las inversiones insulares-.

También votará a favor Juan Nicolás Cabrera, consejero de Nueva Canarias y recién incorporado al gobierno insular contra el criterio de su nueva formación política. 

Desde Podemos Canarias se hizo público un comunicado en el que la formación morada insistía en que "diversificar la economía no es insistir en el modelo caduco de grandes infraestructuras” y rechazaba de plano la propuesta.

Sin embargo, quedan dudas sobre qué harán los consejeros Pau Quiles y Andrés Briansó. Su papel será determinante a no ser que difieran en su postura a la hora de votar y opten por sufragios distintos.

Tampoco se conoce el sentido del voto de Sandra Domínguez. 

La expectación es máxima.

Dreamland: ¿Sueño o pesadilla?
Comentarios