martes. 05.07.2022

Un centenar de trabajadores de los hoteles Riu Oliva Beach y Tres Islas se concentraron este jueves frente a este establecimiento para pedir el apoyo de toda la sociedad de Fuerteventura a las movilizaciones que emprenderán para evitar el derribo de las  infraestructuras.

Una convocatoria que secundaron las autoridades insulares y locales con buena parte de los equipos de gobierno del Cabildo, con el presidente Sergio Lloret a la cabeza, del Ayuntamiento de La Oliva con la regidora Pilar González al frente, además de los diputados nacionalistas Jana González y Mario Cabrera, Sandra Domínguez, así como  el presidente del PP, Fernando Enseñat acompañando al recién nombrado presidente regional, Manuel Domínguez.

Faltaron, sin embargo, los representantes socialistas a quienes los trabajadores aludieron continuamente en sus discursos.

El integrante del Comité de Empresa del Hotel Tres Islas, Ángel Montañez, fue más allá y apeló directamente al presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres “que tiene en su mano arreglar y zanjar esta cuestión”. A pesar del Estatuto de Autonomía “está mendigando en Madrid para que nos den las competencias”, destacó.

Montañez señaló que “es lamentable que desde el Ministerio de Transición Ecológica se esté conspirando constantemente con el objetivo político de cargarse estas dos infraestructuras” y recordó que los hoteles emplean a 700 trabajadores de forma directa, producen 45 millones de euros de impacto económico para la isla y representan el 26,8% de las camas turísticas de La Oliva. “Es una sangría económica y social…no se puede permitir”.

“¿Cómo se posible que desde el Ministerio de Transición Ecológica se está conspirando para generar más pobreza en la Isla de Fuerteventura”, lamentó.

No son diez votos...es Fuerteventura entera

En la misma línea se pronunciaron Adrián Fernández y Luciano Reyes, desde los Comités de Empresa del Oliva Beach y del Tres Islas, respectivamente, pidiendo el apoyo de todos los sectores de producción para que secunden las movilizaciones previstas. “Que los políticos empiecen a contar. No son diez votos ni veinte, es Fuerteventura entera”, gritaron respaldados por los aplausos de los empleados.

También participó en el acto lnmaculada González que tras casi 47 años en la recepción,  lamentó que “algunos políticos no estén hoy aquí, es una pena” y también echó en falta a representantes del taxi, supermercados…”dónde está toda esa gente. Esto perjudica a todos".

Mostró su malestar por la situación en la que se encuentran los hoteles “cuando hay ejemplos como el Bahía Real, los muelles dentro del agua, tiraron barrenos y ahí no se hace nada”, criticó con dureza.

Buenas noticias

Para concluir, el presidente del Comité de Empresa del Hotel Tres Islas, Olegario Umpiérrez, rompió la tónica de la jornada reivindicativa anunciando “muy buenas noticias ” que no quiso desvelar.

“No puedo decir nada…Hay una persona en el Ministerio que quiere arreglar…..dice que se ha incumplido algo…”

Palabras que dejan la puerta abierta a la esperanza para los trabajadores que aseguran “sentirse muy solos”  y que piden el apoyo de la ciudadanía majorera para que haya “un tsunami desde el norte hasta el sur”.

Ángel Montañez: “Firme, señor presidente. Si no es capaz de arreglar este problema,...
Comentarios