jueves 20/1/22

Hasta hace poco no ha tenido fuerzas para dar un paso adelante y reconocer que es seropostiva. A Belén Lamuedra le diagnosticaron el VIH a la edad de 22 años. “Me dijeron que me moría” y que sólo podría relacionarme con otras personas seropositivas. “No desarrollé una familia porque yo mataba”.

Son declaraciones de Lamuedra en una entrevista este miércoles, Día Mundial del Sida, en Radio Insular donde dio cuenta del sufrimiento padecido durante más de tres décadas en los que “me inventaba enfermedades para no decir que tenía el virus”. A lo largo de los primeros años, “yo me moría todo el rato por lo que no tenía relaciones porque me iba a morir e iba a contagiar”.

Al impacto de la enfermedad, que le llevó al límite hasta en dos ocasiones en las que estuvo ingresada en la UCI, se unió la exclusión social y, por tanto, sus opciones de ganarse la vida.

Fue despedida varias veces de distintos trabajos y tuvo que hacer frente al rechazo provocado por el miedo y la falta de información sobre un virus que, afortunadamente, se puede combatir por medio de medicamentos.

Ahora ya cuenta su historia en primera persona para combatir la desinformación y contribuir a eliminar barreras y estigmas, destacando la labor de los colectivos LGTBi.

Desde Altihay, el coordinador del área de Salud VIH Pedro Esquivel, recordó que a lo largo de estos cuarenta años han muerto 36 millones de personas con SIDA y 80 millones han tenido diagnóstico positivo.

La ciencia ha avanzado, recalcó, más que la sociedad. Ya es hora de “acoger a las personas que tanto han sufrido sin estigmatizarlas”. Hoy una persona seropositiva hace su vida “totalmente normal, tomando sus medicamentos y sus controles como cualquier persona con otra enfermedad”.

Durante la entrevista, ambos coincidieron en señalar en la necesidad de seguir ofreciendo información y realizar campañas para ayudar a la prevención y, sobre todo, la detección precoz de la enfermedad.

Ata incidencia de detección tardía del VIH en Canarias

En este punto, Esquivel alertaba de “la altísima detección tardía, que se da en un 48% de los casos en Canarias”, por lo que animó a la ciudadanía a acercarse a Altihay y realizarse una prueba rápida de detección de VIH, y otras patologías de transmisión sexual, de forma gratuita y totalmente confidencial.

La entidad majorera realiza, anualmente, unas 300 pruebas de este tipo.

Para continuar concienciando sobre la enfermedad, Altihay procederá a la lectura de un manifiesto a las 12:30h frente al Cabildo de Fuerteventura en el Día Mundial del Sida que se celebra este miércoles bajo el lema `Vive en positivo. Nadie debería tener limitado sus derechos y oportunidades por tener el VIH´.

Cabe destacar que en Canarias,  en 2020,  fueron diagnosticadas y notificadas 179 nuevas infecciones con una tasa de 8,23 por cada 100.000 habitantes.

La mayor parte de nuevos casos se detectaron en hombres, con una media de edad de entre 30-34 años. La vía de transmisión más frecuente es la sexual, afectando de manera importante a los hombres homosexuales y bisexuales.

Para escuchar toda la entrevista, pinche aquí: https://radioinsular.es/charlamos-con-miembros-del-area-de-vih-de-altihay/

Belén Lamuedra: “No desarrollé una familia porque yo mataba”
Comentarios