martes. 05.07.2022

Antonio Hormiga: “El Gobierno de España debe escuchar, no podemos permitirnos la cancelación de miles de reservas de familias británicas estas Navidades”

Los jóvenes británicos de 12 a 17 años deberán haber cumplido con la pauta completa de vacunación para poder entrar en territorio español y, de momento, solo han podido recibir una dosis.
Antonio Hormiga en Radio Insular
Antonio Hormiga en Radio Insular

Los turoperadores británicos anuncian la anulación de miles de reservas para estas Navidades porque el Gobierno español no permite la entrada en el país a jóvenes, de entre 12 y 17 años,  procedentes del Reino Unido que tengan solo una dosis de la vacuna contra la Covid y no hayan finalizado la pauta completa de vacunación; esto es, que tengan inoculadas las dos dosis.

A los jóvenes procedentes del resto del espacio Schengen se les permite, por el contrario, entrar en España con un simple test de antígenos, aunque procedan de países con mayor índice de contagios y de incidencia acumulada.

Se trata de una tremenda incoherencia, advierte el presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga.“No tiene sentido que un joven británico con una dosis y el test de antígenos no pueda entrar en España y uno de Francia con solo la prueba de antígenos, sí”.

Las cancelaciones implican volver a cerrar muchos hoteles después de haber sufrido ya una gran merma económica, lamenta el presidente de Asofuer. Desde Jet2 ya se ha anunciado la cancelación de 60.000 reservas “que irán a más si las condiciones no cambian”, recalcó.

Por eso, insta al Gobierno central “a escuchar y permitir que los menores que vengan acompañados de sus padres y tengan administrada, al menos,  una de las vacunas, puedan entrar en España, con test de antígenos, para evitar que sus familias cancelen las reservas y abocar al sector a pérdidas millonarias y también la vuelta de miles de empleados a los ERTE”.

Se da la circunstancia además, de que en el Reino Unido no se ha comenzado la vacunación en la franja de edad afectada hasta hace escasas semanas por lo que la segunda dosis no se administrá hasta pasados tres meses de la primera. “Esto quiere decir, que las familias británicas renunciarán a viajar hasta entonces, al menos, marzo o más por lo que no solo perderemos la mejor época del año para muchos establecimientos canarios sino que el impacto se prolongará en el tiempo”.

Por todo ello, insiste, creemos que el Gobierno central debe modificar la normativa que regula la entrada de pasajeros al territorio. “Una normativa cambiante, como hemos visto desde que dio inicio la pandemia, que exige de respuestas rápidas y adaptadas a las necesidades del momento y que debe, desde el sentido común, preservar la seguridad sanitaria sin causar más daño a nuestra principal industria turística”, concluye.

 

Antonio Hormiga: “El Gobierno de España debe escuchar, no podemos permitirnos la...
Comentarios