miércoles. 17.08.2022

Oasis Wildlife Fuerteventura y el centro hípico Crines del Viento, en coordinación con diferentes instituciones, rescata y rehabilita al burro herido en Punta de Jandía

El centro de rescate y recuperación de especies Oasis Wildlife Fuerteventura a través de la Fundación Chekipa, en coordinación con el centro hípico Crines del Viento, el equipo técnico veterinario de la Concejalía de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ayuntamiento de Pájara, los operarios del Ayuntamiento, el voluntario Nelson Espinel, residente del Puertito, todos ellos con el apoyo de la Consejería de  Medioambiente y  de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Fuerteventura, lograron en la mañana del pasado viernes 15 de julio, trasladar a Oasis Wildlife al burro herido en Jandía, para su completa recuperación. 

Burro rescatado de Jandia
Burro rescatado en Jandía

Después de realizarle diferentes pruebas  y tras varias semanas de control en el lugar en el que fue localizado, se procedió a la incautación del animal y a su traslado al centro de rescate y recuperación de especies de Fuerteventura para valorar su estado y comenzar su rehabilitación. Este animal pertenece a una raza autóctona, en peligro de extinción, asilvestrada, que habita en el Parque Natural de Jandía.

Auxilio en colaboración entre instituciones y particulares


Oasis Wildlife Fuerteventura, tras recibir la llamada del Ayuntamiento de Pájara, comunicando el incidente con el animal, procedió a acudir rápidamente al lugar para el auxilio del mismo. Ha sido una labor de rescate en fases, ya que se tuvieron que realizar hasta tres visitas diferentes para estabilizar al animal antes de su traslado al centro. Los expertos veterinarios trataron al animal in situ antes de determinar su traslado a Oasis Wildlife.


La primera visita fue para comprobar el estado en el que se encontraba el burro, tras la llamada de las instituciones, y allí se observó que tenía la pata fracturada, aunque el animal galopaba a gran velocidad, a pesar de su cojera, siendo imposible su captura en esta jornada para hacer las primeras curas.  Se estableció, entonces, una segunda visita a la que el equipo de rescate acudió con todos los medios necesarios para sedar al animal, para posteriormente realizarle una radiografía y poder valorar su estado.

 

Tras su examen y comprobar que el animal, a excepción de la pata, se encontraba en perfecto estado de salud, se tomó la decisión conjunta entre todos los colaboradores, de que lo mejor para él, era iniciar su tratamiento en su medio, bajo el control y cuidado de Nelson (residente del Puertito) quien ha sido su "ángel de la guarda" durante este complicado mes. Posteriormente (dos semanas aproximadamente), el centro de rescate tras estudiar la forma más adecuada de rescatar al burro, regresó al lugar dónde se encontraba el animal, para capturarle y trasladarle al centro de la mejor manera posible, y así poder continuar con el resto de pruebas en las instalaciones de Oasis Wildlife.

El burro ha sido en todo momento controlado, alimentado y ha recibido cuidados permanentes. Finalmente, en una tercera visita, los expertos de Oasis Wildlife, junto con el Ayuntamiento y el Centro hípico Crines del Viento, con la que colabora Oasis Wildlife habitualmente en este tipo de rescates, y por supuesto, Nelson, quien ha estado en continuo contacto con todos los colaboradores, decidieron entre todos, el traslado al centro para continuar con su tratamiento y evitar así, la intromisión de ciudadanos anónimos que acudían sin control de los expertos, a alimentar e intentar capturar al animal en coches e incluso en quads, aumentando así el deterioro del animal.
 

El animal fue llevado hasta el centro de rescate, para que le realizaran un estudio exhaustivo para poder examinar su estado interno, concretar las posibles soluciones y alternativas para la rehabilitación de su pata. Por el momento, el centro no ha revelado el resultado del diagnóstico, ya que se encuentran en fase de estudio. Allí se le están realizando placas, ecografías, análisis de sangre y todas aquellas actuaciones necesarias, en unas instalaciones adecuadas para garantizar su bienestar y poder rehabitarle debidamente. Tras la observación del burro, se baraja la posibilidad de que el animal fuera atropellado, y no fuera socorrido en el momento del suceso.

 

El burro ha sido bautizado por los responsables del centro, bajo el nombre de  "Nelson de la Punta de Jandía" en honor a su cuidador.  Nelson ha permanecido junto al animal en las diferentes fases del proceso de rescate. 


Único centro de recuperación y rescate de Fuerteventura
 

"Nelson de la Punta Jandía" está estabilizado y permanecerá en el centro hasta que se recupere totalmente. Oasis Wildlife es el único centro de referencia en rescate y recuperación de animales en Fuerteventura con convenio formal con las instituciones públicas. En los últimos años se ha podido salvar la vida y dar una segunda oportunidad a más de 250 animales, a los que se recupera y se pone en libertad en coordinación con las autoridades responsables.
 

El rescate se inició previo a la difusión de un vídeo en redes sociales que ha generado gran confusión, ya que el día en la se realizó dicha grabación, fue precisamente cuando el animal se estaba despertando de la sedación realizada por los expertos y continuaba bajo los efectos de la misma. Al ser un animal salvaje, cuando despierta tras ser sedado durante un tiempo, procede a reactivarse progresivamente, muy lentamente, y ese es el motivo por el que en el vídeo se le observa caminando de esa forma. Es entendible que la grabación difundida haya resultado alarmante y preocupante, pero era la manera más eficaz y a la vez más prudente, de realizar este tipo de operaciones. Esta situación ha generado que ciudadanos particulares, con su mejor voluntad, hayan intentado rescatar al animal sin control de las autoridades, provocando que el animal emprendiera su huida, galopando a toda velocidad, causándole así un hinchazón en la "Pata de Nelson de Punta Jandía" por un sobre esfuerzo, que él no realizaría de forma habitual. Asimismo, testigos del lugar han informado que también se ha visto a ciudadanos alimentando al burro con comida no apta para el mismo como pan, galletas, etc.. y perjudicando su recuperación, en lugar de ayudar a su cuidado. 

"Agradecemos la colaboración y la preocupación ciudadana pero no se debe de interactuar de "motu propio" con animales silvestres, lo correcto en estos casos, es avisar a las autoridades, llamando al 112, y no hacerlo por nuestra cuenta, pensando que lo estamos haciendo bien o que nadie está haciendo nada, cuando lo que se está consiguiendo actuando de esta forma, es perjudicar al animal,  provocando así un daño mayor" ha señalado Guacimara Cabrera, gerente de Oasis Wildlife. 
 

"Oasis Wildlife Fuerteventura lleva años colaborando y prestando sus servicios altruistamente. Fuimos nosotros precisamente, quienes provocamos la única mesa de reunión entre el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Fuerteventura y el Ayuntamiento, para solventar el problema de gestión de esta raza autóctona en el medio natural de Jandía, donde han vivido históricamente. Una mesa que obtuvo sus frutos hace seis años, donde se acordaron diferentes acciones, pero que se han dilatado en el tiempo y no se han llegado a realizar. Sabemos perfectamente que hay voluntad por parte de todas las instituciones, y creemos que es el momento de actuar y continuar con el plan acordado."  ha puntualizado Cabrera.


Cuidado acompañado por su compañero
 

Tras un acuerdo entre las autoridades responsables y los expertos de Oasis Wildlife, se ha decidido que el animal dañado, esté acompañado durante su recuperación por otro burro “Majorero” con el que convive en la zona de Jandia. 

 

El día en el que se realizó el traslado del burro lastimado, su compañero galopó  detrás del camión durante kilómetros y desde entonces siempre ha esperado a su amigo en el mismo lugar donde fue  incautado. Por este motivo, entre otros, se ha acordado que lo mejor para ambos animales es que permanezcan juntos en las instalaciones del centro hasta la recuperación total del burro herido. Si es viable por bienestar animal, "Nelson de Punta Jandía" podrá volver a vivir en su medio natural, junto con su compañero majorero quien se encuentra de "visita" en Oasis Wildlife junto a él, haciéndole compañía, evitando así que los dos estén separados y además, se encuentren solos.

 

El centro de rescate colabora con las autoridades en todo el proceso de cuidado y reinserción de estas especies.

Agradecimientos
 

Desde Oasis Wildlife Fuerteventura quieren manifestar su más profundo agradecimiento por todo el apoyo y colaboración recibida por parte de el Centro Hípico Crines del Viento, a la Conceja del Ayuntamiento de Pájara, Leticia Cabrera, a David de Vera Consejero de agricultura, a Lola García Consejera de Medioambiente del Cabildo de Fuerteventura, a la veterinaria y operarios del Ayuntamiento y por supuesto Nelson Espinel .

Oasis Wildlife Fuerteventura y el centro hípico Crines del Viento, en coordinación con...
Comentarios