lunes. 15.04.2024

La consejería de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias, que preside Mariano H. Zapata, participa en Fuerteventura en una jornada de visita a al proyecto emplazado en la Granja Experimental de Pozo Negro, en Antigua, que busca promover la restauración y conservación de hábitats naturales y la gestión sostenible de recursos y residuos en zonas áridas y semiáridas.

El proyecto, iniciado en 2021, cofinanciado con los fondos FEDER, y que cuenta con la colaboración del Cabildo de Fuerteventura y de la Universidad de La Laguna, se centra en la promoción de la economía circular a través de la producción de plantas nativas con una triple funcionalidad, como destinarlas al forraje, la restauración de hábitats y la rehabilitación de suelos, haciendo uso, además de aguas desalinizadas y depuradas.

“La isla de Fuerteventura, reconocida por su belleza natural, se enfrenta a desafíos significativos relacionados con la desertificación y la disminución de recursos hídricos” apuntó la viceconsejera, explicando que “en respuesta a esta problemática, esta Consejería ha liderado un proyecto innovador para abordar estos desafíos de manera integral, buscando soluciones sostenibles que equilibren la conservación de nuestra biodiversidad única con el desarrollo económico de la isla".

“Fuerteventura importa anualmente 12.000 toneladas de forraje para alimentar a 120.000 cabezas de ganado caprino y ovino, lo que supone un coste aproximado de 5 millones de euros cada año y la producción de una importante huella de carbono”, explicó Schallenberg.

Por ello, quiso destacar la importancia de este proyecto, pues con la producción de forraje para el ganado majorero “evitamos la desertificación de los suelos, fomentamos la conservación de hábitats y alimentamos a los animales que dan sustento a buena parte de la población, y que también son un símbolo de la isla de Fuerteventura”.

La viceconsejera Schallenberg subrayó la importancia de estos resultados, destacando su potencial para mejorar los rendimientos económicos de las pymes ganaderas y promover el desarrollo sostenible en la isla. "Estamos comprometidos en seguir trabajando en la implementación de soluciones innovadoras que protejan nuestro entorno natural y fomenten la prosperidad económica de nuestra comunidad".

Asimismo, la viceconsejera de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Energía también quiso resaltar la colaboración estrecha entre el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Fuerteventura desde las áreas de Agricultura, Ganadería y Pesca, así como Medio Ambiente, y la Universidad de la Laguna para trabajar en el buen funcionamiento del proyecto.

Por su parte, la presidenta del Cabildo de Fuerteventura, Lola García, explicó que “Fuerteventura es un territorio frágil. Los efectos del calentamiento global son más que evidentes, como el aumento del nivel del mar o de las temperaturas. Por eso, es importante seguir impulsando proyectos pioneros para su mitigación”.

“En el caso del proyecto que se desarrolla en las instalaciones de la Granja Experimental de Pozo Negro, va a permitir no sólo restaurar hábitats y suelos, sino también producir forraje para la autosuficiencia alimentaria de nuestro sector ganadero, que tanto lo necesita”, añadió.

Según apuntó el consejero de Medio Ambiente, Carlos Rodríguez, “con este proyecto no solo se plantea la producción de forraje, sino que también se rehabilitarán gavias tradicionales en diferentes puntos de la Isla para la plantación de estas especies nativas”.

Además, también se ponen en marcha técnicas para reutilizar el estiércol y sueros lácteos (residuos que se generan en grandes cantidades en las explotaciones ganaderas), y estudios de calidad de la leche y productos derivados en un rebaño controlado que se alimentará exclusivamente con el forraje de plantas autóctonas.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Matías Peña, destacó la colaboración entre administraciones para coordinar acciones de cara al desarrollo sostenible de la Isla y su sector primario. Proyectos que sirven de referente y que son extrapolables, incluso, a otros territorios.

Finalmente, se pretende difundir el desarrollo y resultados del proyecto a las explotaciones ganaderas, al módulo de FP en ganadería, así como a otras regiones atlánticas africanas con la misma problemática como Cabo Verde, Mauritania o Senegal.

El proyecto, con encargo a Gesplan, ejemplifica el compromiso de Fuerteventura en la búsqueda de soluciones sostenibles para los desafíos medioambientales, sentando un precedente para la conservación y el desarrollo equilibrado en la región.

Julieta Schallenberg :"El proyecto de lucha contra la desertificación es vital para...
Comentarios