martes. 27.09.2022

Este viernes tendrá lugar un importante encuentro entre los representantes del nuevo gobierno del Cabildo de Fuerteventura,  los regidores de los municipios majoreros, las autoridades sanitarias, el director insular de la Administración del Estado y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para abordar la situación sanitaria en la Isla.

A la espera de que el Consejo de Gobierno de Canarias analice y determine los nuevos niveles de alerta (en el caso de Fuerteventura en la mañana de este jueves se encuentra en el nivel 2 reforzado), el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, aseguró que, de momento, “no estamos en situación de colapso, tenemos cierto colchón pero no podemos seguir así”.

La situación es grave, insistió, con 11 pacientes hospitalizados con Covid (en la mañana de este jueves) 7 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos, el Hospital General "está casi al límite". El Gobierno regional tiene pendiente habilitar nuevos recursos y el Cabildo, anunció, está dispuesto, incluso, a ofrecer colaboración económica para que Fuerteventura tenga sus necesidades sanitarias cubiertas.

Lloret no descartó la activación del Plan de Emergencias Insular, aunque “ahora mismo activarlo no tiene especial relevancia en el objetivo de atajar los contagios”, recalcó.

En declaraciones realizadas este jueves en Radio Insular, el primer mandatario insular quiso trasladar un mensaje de tranquilidad y, a la par, instar a la ciudadanía a realizar un ejercicio de responsabilidad y conciencia.

Así, insistió en la necesidad de que, a nivel individual, se cumpla con los protocolos establecidos de seguridad sanitaria con el objetivo de salvaguardar la salud de la población pero también la economía y el empleo, ligadas a la actividad turística. “Que nos suban de nivel, tiene unas consecuencias económicas gravísimas, teniendo en cuenta que afectaría al turismo en Semana Santa”, subrayó.

En dos meses darán inicio las obras en el Centro de Acogida Humanitaria

Sergio Lloret también mostró la disposición del Cabildo de Fuerteventura a tender puentes con las distintas instituciones, incluyendo aportaciones de tipo económico, para dar una solución habitacional a la migración en la Isla.

En esta línea destacó el encuentro mantenido este miércoles con el delegado del gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, donde se abordó la remodelación del Centro de Acogida Humanitaria de El Matorral. Anunció que en el plazo de dos meses darán inicio las obras “que creo no se extenderán más de un año”.

Son obras que “llegan tarde” porque ahora mismo las condiciones en las que se atiende a las personas acogidas “no son las admisibles”. 

Recordó que la institución insular ya debatió asumir la mejora de la infraestructura y “si fuera necesario, lo haríamos. Pero el Cabildo solo, o con los seis ayuntamientos, no puede hacer frente a la migración”.  

Ejes del nuevo gobierno insular

Sergio Lloret mostró su satisfacción tras la primera semana como presidente insular y anunció que ya está creada y aprobada la estructura administrativa del gobierno “para, cuanto antes, coger velocidad de crucero”.

Recordó, que el nuevo pacto se sustenta en la transparencia, el trabajo coordinado, cohesionado que se va a traducir, en términos de eficacia de gestión, “en la celeridad de dar respuesta a la necesidad de la gente”.

En este punto, explicó que se debe declarar “cuanto antes la Emergencia Social” donde tendrán un capítulo especial los colectivos más vulnerables como mayores dependientes, mujeres víctimas de maltrato o menores en riesgo de exclusión social.

También abogó por impulsar un cambio de modelo de desarrollo socio económico que se deberá plasmar en el PIOF y en todas las acciones hacia la diversificación que promoverá el Cabildo; “pero eso puede tardar años, incluso, décadas”, constató.

Abogó por activar a la mayor celeridad posible las ayudas a pymes y a autónomos ya que, recordó, “hemos perdido el 10% del tejido empresarial de la Isla”.

En la agenda majorera, con carácter prioritario, también destacan las inversiones en obra pública como el plan de cooperación de abastecimiento de agua potable al que se destinarán en este quinquenio un total de 160 millones de euros.

Con la colaboración de los Ayuntamientos majoreros, se han trazado las actuaciones que Fuerteventura necesita. “Primero hemos concretado qué actuaciones queremos desarrollar y luego de dónde proceden los recursos”.

En esta línea, concluyó, la institución tratará de obtener las máximas ayudas y subvenciones de todas las administraciones, incluida la Unión Europea.

 

 

 

 

 

Sergio Lloret: “No estamos en situación de colapso, tenemos cierto colchón pero no...
Comentarios