miércoles 12/5/21

Lloret insta a trasladar los migrantes a zonas no turísticas y Fuentes pide suelo a los ayuntamientos para habilitar espacios de acogida

28 abril MIGRACION (1)

El traslado de migrantes este martes al Hotel Costa Caleta, en la localidad turística de Caleta de Fuste, ha generado malestar entre el sector empresarial de la isla que teme que la imagen pueda dañar la esperada recuperación turística, ha provocado un intenso cruce de acusaciones políticas y ha puesto en evidencia la falta de recursos habitacionales en la isla y la falta de colaboración interinstitucional. 

Tras reunirse la Mesa de Migraciones, convocada por el Cabildo insular, sin la intervención del director general de Salud Pública, Conrado Domínguez a pesar de haber sido invitado, el presidente Lloret ha urgido a buscar alternativas a la estancia de migrantes en hoteles. "En estos momentos, seguimos en las mismas, recurriendo a recursos turísticos porque el gobierno no encuentra alojamientos dignos para los migrantes. Y eso es algo que Fuerteventura no se puede permitir". Hay temor a que la imagen de migrantes en hoteles genere tal alarma entre los turoperadores "que se ponga en peligro la llegada de turistas a partir del 17 de mayo". 

Acompañado por la vicepresidenta primera, Lola García, el vicepresidente segundo, Claudio Gutiérrez, el consejero de Servicios Sociales, Adargoma Hernández, y el director insular de la Administración General del Estado, Domingo Fuentes, el presidente ha recordado ante los medios de comunicación los demoledores informes de Amnistía Internacional y del Defensor de Pueblo que constatan las condiciones indignas en las que se aloja a los migrantes, en especial en la Nave del Queso que debe ser desalojada. 

El problema es que no existen alternativas de acogida. La segunda nave que el Cabildo había puesto a disposición del Estado, tras un complicado expediente administrativo y sin que el Cabildo tenga competencias en la materia, insistió LLoret, no cuenta al parecer con el visto bueno de Migraciones. La primera institución insular asegura no haber recibido el pertinente informe que así lo indique pero desde el Gobierno, Fuentes apuntó en esa dirección. 

‘Estamos dando palos de ciego. Hace unas semanas se nos pedía que cediéramos una segunda nave en Risco Prieto. Ahora Migraciones nos dice que no se puede utilizar porque no reúne las condiciones. El Cabildo ha hecho lo que se le pidió, en su voluntad de cooperar. Hemos trabajado para nada. Lo que no es de recibo es que la situación siga igual. No es nuestra responsabilidad, no tenemos competencias. Seguimos dispuestos a cooperar, pero el problema han de resolverlo ustedes, y hacerlo ya’, afirmó Lloret visiblemente molesto con la situación.

Así las cosas, el mismo Fuentes reconocía que la acogida de migrantes no debiera llevarse a cabo en zonas turísticas pero, en este caso, no ha habido otra alternativa. Se ha elegido, explicó, un establecimiento que tiene ya experiencia en este ámbito, en Gran Canaria. También informó de que se trata de un centro compartido, entre Salud del Gobierno de Canarias y el Ministerio de Migraciones; y cerrado, lo que implica que los migrantes acogidos en su interior no podrán salir ni entrar de las instalaciones hasta que cumplan la cuarentena. 

En esta línea, Fuentes pidió la colaboración del Cabildo para que interceda ante los Ayuntamientos con el fin de que pongan suelo a disposición del Ministerio al objeto de crear centros diversos de acogida, por medio de instalaciones prefabricadas. También instó a la primera institución insular a mediar con el Ayuntamiento y la Asociación de Empresarios AECA con el fin de buscar otra alternativa de acogida al hotel.

Como posible alternativa a los establecimientos turísticos, el presidente insular sugirió las instalaciones de Defensa en El Matorral, en las áreas más alejadas de la localidad, porque es ‘donde menos impacto social se generaría’. Lloret también urgió a resolver administrativamente cuanto antes las herramientas necesarias para poder ejercer medidas de control en el Matorral, como alternativa al alojamiento en zonas turísticas. 

‘Fuerteventura no puede convertirse en el gran suelo de Canarias, tenemos que repartir la carga de la presión de la inmigración entre todas las comunidades, porque la llegada de pateras no va a disminuir en los próximos meses, sino todo lo contrario’.

Buena situación epidemiológica

Al encuentro asistieron la vicepresidenta 1ª, Lola García, el vicepresidente 2º Claudio Gutiérrez, el consejero de Políticas Sociales, Adargoma Hernández, el responsable de Seguridad y Emergencias insular, Fran Torres, la responsable del Área Insular de Salud, Sandra Celís, el representante de la Administración General del Estado, Domingo Fuentes. Lloret criticó la ausencia de Conrado Domínguez, ‘Fuerteventura y el problema que tenemos es de la suficiente importancia para que esté presente. Ya se le ha convocado dos veces sin que haya acudido. El gobierno de Canarias tiene que preocuparse por esta isla y coordinarse con el Estado para darle una solución de inmediato’, señaló.

En lo relativo a la situación epidemiológica insular, a día de hoy es ‘muy buena’, pese a las fiestas ilegales y al comportamiento de algunos turistas internacionales que no cumplen las medidas de seguridad. Tanto la directora del área de Salud Insular, Sandra Celís, como el director de la AGE, Domingo Fuentes, coincidieron en que la decisión de usar el hotel de Caleta de Fuste ‘no es la más adecuada desde el punto de vista turístico pero sí, a día de hoy, la única disponible desde el punto de vista sanitario. Y ahí van a seguir hasta que no encontremos otro lugar’. Este último recordó además que los positivos migrantes no computan, por lo que no elevan las cifras de incidencia que determinan los niveles de restricciones.

Lloret insta a trasladar los migrantes a zonas no turísticas y Fuentes pide suelo a los...
Comentarios