martes. 27.09.2022

Unas mil personas se han apuntado a la Bolsa de Vivienda Vacía tras los primeros dos meses de su puesta en marcha

El consejero valoró en el Parlamento de Canarias este nuevo programa que quiere poner en el mercado más de 700 viviendas vacías en alquiler asequible a través de un mecanismo con garantías para los arrendadores y arrendatarios
Pleno Franquiz
Sebastián Franquis en el Parlamento

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha informado este miércoles en el pleno del Parlamento de Canarias de los primeros resultados del desarrollo del programa de Vivienda Vacía incluido entre las actuaciones del Plan de Vivienda de Canarias 2020-25 tras dos meses de su puesta en marcha. El consejero ha destacado que hasta la fecha más de mil solicitantes han solicitado acogerse a este programa que permite sacar al mercado viviendas que ahora están vacías en alquiler con garantías para los arrendadores y precios asequibles para aquellas familias con menos recursos.

 

“Las previsiones iniciales que teníamos con este programa era que podríamos sacar más de 700 viviendas en cinco años. Llevamos apenas dos meses y la evolución es satisfactoria, lo que nos hace ser optimistas en que vamos a conseguir estos objetivos”, señaló el consejero Franquis, “con los datos de estos primeros meses tenemos base suficiente para confiar en que este programa tiene largo recorrido dentro de los distintos programas que se incluyen en el Plan de Vivienda 202-2025 que estamos desarrollando y cuyo principal objetivo es poner cuantas más viviendas mejor en el mercado de alquiler. La vivienda sigue siendo uno de los ejes fundamentales de ejecución de este Gobierno para combatir la emergencia habitacional que es uno de los principales problemas que tiene hoy en día nuestra Comunidad Autónoma”.

 

El Programa de Vivienda Vacía, informó el consejero Franquis durante una comparecencia parlamentaria, está dotado con 8,1 millones de euros y se ha hecho una encomienda de la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda a la entidad pública VISOCAN para ejecutarlo con el objetivo de captar viviendas libres vacías para ponerlas a disposición de las familias con menos recursos y con necesidad habitacional, impulsando además la reactivación económica de Canarias al fomentar la salida al mercado de cientos de viviendas en alquiler. Las casas que se incorporan a este programa son viviendas vacías de propietarios particulares que pueden tener una o varias viviendas que quieran incorporar al programa.

 

En estos primeros meses de vigencia del programa de Vivienda Vacía, informó el consejero Franquis, ya hay 57 propietarios de una vivienda privada que han comunicado a VISOCAN que están dispuestos a poner sus casas en régimen de alquiler asequible. “Nuestro objetivo es que cada año pueda haber en torno a 150 o 165 viviendas particulares nuevas inscritas en este programa y así llegar al quinto año con esas 700 casas en alquiler que nos hemos propuesto. Para todos nosotros ese es un objetivo real que se puede conseguir, y más teniendo en cuenta estos primeros datos que nos arrojan los primeros dos meses de vigencia”, indicó Sebastián Franquis.

 

Los adjudicatarios serán familias o unidades de convivencia con recursos económicos limitados, demandantes de Viviendas de Protección oficial (VPO), en régimen de promoción privada de alquiler inscritos, como condición previa e indispensable, en el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida de Canarias, y cuyos ingresos estén situados entre el 1,5 IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones), es decir, unos 10.422 euros, y el 4 (27.792 euros) y 5 IPREM (34.740 euros), si se trata de familias numerosas o con discapacitados a su cargo.

 

Las familias que accedan a estas viviendas abonarán una renta de alquiler que, en ningún caso, será superior al 30% de sus ingresos brutos anuales, siendo el tiempo mínimo de arrendamiento de 3 años, ampliable a 7. La mensualidad máxima que se establece para estas familias, según sus ingresos, no superará los 500 euros mensuales.

 

En este sentido el consejero también afirmó que hay 995 familias, previamente inscritas en el Registro de Demandantes de Vivienda, que se han apuntado a este programa de Vivienda Vacía para optar a una de las casas que los propietarios particulares pondrán a disposición de este a precios asequibles.

 

El consejero ha destacado en el pleno parlamentario el buen ritmo del programa y la puesta en marcha de una herramienta informática “para agilizar el proceso”, que continúa abierto para recibir más solicitudes. Esta aplicación alojada en la web de VISOCAN  https://programaviviendavacia.visocan.es permite a las personas interesadas iniciar el proceso y encontrar información detallada del programa, así como condiciones y formularios para aplicar, tanto si se quiere ofrecer una vivienda para arrendarla, como si se desea ser adjudicatario de una, en régimen de alquiler a precio asequible.

 
 
 
Unas mil personas se han apuntado a la Bolsa de Vivienda Vacía tras los primeros dos...
Comentarios