jueves 19/5/22

El presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga, no esconde su preocupación por el escaso nivel de ocupación en la Isla en plena campaña navideña. “Estamos al 15% de ocupación, espero que los ERTES se prorroguen hasta mayo”. Con estas declaraciones, realizadas este lunes a Sergio Lavandera en Fuerteventura FM, el dirigente de Asofuer reconoció que existe “cierto nerviosismo” en el sector en una isla que cuenta con unas 70.000 camas oficiales a las que añadir las cerca de 30.000 al margen de la ley, que también forman parte de la oferta turística.

Hormiga confiesa que la situación es difícil “ya que una parte proporcional de la seguridad social de los empleados en ERTE corre a cargo del empresario que no está percibiendo ingresos con los establecimientos cerrados” aunque confía en que el Gobierno prorrogue este tipo de expedientes más allá del 31 de enero, “a poder ser hasta mayo o así para poder escapar”, destacó.

Para el presidente de Asofuer, la naturaleza cambiante de la pandemia, que obliga constantemente a modificar la acción para minimizar su impacto a nivel sanitario y también económico, provoca que resulte muy complicado establecer previsiones.

Ahora mismo, incidió, la nueva variante del virus detectada en el Reino Unido nos lleva a blindarnos al turismo británico. A esto hay que añadir, prosiguió, que hay cada vez más gobiernos que recomiendan no viajar. En este contexto es difícil aventurarse en las predicciones “aunque espero que en semana santa haya cierta alegría y que, de cara al verano, recuperemos en buena parte la actividad”.

En esta línea, criticó que “los egos de los políticos” han derivado en la no admisión de los test de antígenos como prueba permitida para la entrada en Canarias, vía puertos y aeropuertos. Lamentó que los PCR son más costosos y explicó que a una familia de cuatro miembros” le puede costar como un pasaje, unos 600 euros en total”.

Muchas inversiones perdidas

A lo largo de la entrevista, Antonio Hormiga también denunció que “se ha perdido mucho dinero de inversiones en la Isla por la ineptitud de algunos Ayuntamientos”. Una excesiva burocracia, lenta y sin el personal técnico necesario en las administraciones hace que para proyectos de inversión “todo sean trabas, trabas y más trabas y el dinero acabe en otros lugares”, concluyó.

Antonio Hormiga: “Estamos al 15% de ocupación, espero que los ERTES se prorroguen...