lunes 29/11/21

El Cabildo de Fuerteventura, a través de las áreas de Sostenibilidad y Gestión Medioambiental, ha liberado dos ejemplares de tortuga boba (Caretta Caretta) en Puerto Lajas, en el municipio de Puerto del Rosario. Los ejemplares son liberados tras recibir los cuidados pertinentes en el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas de Morro Jable.

En el acto participaron estudiantes de la escuela unitaria de Ampuyenta, en una actividad del proyecto ‘De Vuelta a Casa’, que forma parte del programa de educación ambiental del Cabildo de Fuerteventura.

La primera tortuga fue recogida el pasado mes de enero en Caleta de Fuste, con grave enmallamiento en la aleta delantera izquierda, presentando necrosis por lo que tuvo que ser amputada. Tras esta intervención, la tortuga, que se encuentra en buen estado, es liberada con un peso actual de 3 kilogramos.

Por su parte, el segundo ejemplar fue hallado el pasado mes de marzo en Puerto del Rosario, enredado en una red, con cortes en la zona del cuello y aletas delanteras, además de en estado de delgadez y deshidratación. Su peso actual es de 5,9 kilogramos, y se pone en libertad tras su recuperación en el centro.

Para la consejera de Sostenibilidad Medio Ambiental, Lola García, “debemos fomentar estas labores de concienciación de manera continuada, sensibilizando a los jóvenes desde la etapa escolar, con unas actividades prácticas en la que el alumnado toma parte activa en el aprendizaje”.

En este sentido, el programa de educación ambiental ‘Conocer para Proteger’ pretende ser una apuesta decidida por el cambio a nivel educativo y se dirige a concienciar sobre la liberación de fauna accidentada y recuperada.

Tanto García como el consejero de Gestión Medioambiental, Pedro Martínez, recordaron la importancia de la colaboración ciudadana para la conservación de la especie, indicando que es preciso avisar al 112 en caso de avistamiento de un ejemplar de fauna accidentado.

Asimismo, advirtieron sobre la necesidad de reducir el uso de productos de plástico, en especial los de un único uso, y se recuerda además la importancia de deshacerse de los residuos de una manera responsable. Los residuos que más afectan a las tortugas marinas son los derivados de los plásticos, como las artes de pesca, bolsas, envases, anillos de latas o pajitas.

 

El Cabildo libera dos ejemplares de tortuga boba en Puerto Lajas ante la presencia de...
Comentarios